call +56 2 29294512

Matus & Cia. Expertos en derecho penal y comercial

call

 

¿Sabía usted que la pedofilia es calificada como delito y se presenta cuando una persona menor de catorce años es abusada sexualmente por un adulto? Es el acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal a una persona menor de catorce años, aun cuando no exista fuerza, intimidación o incapacidad de la víctima para defenderse. No obstante, hay otros actos que pueden calificarse como agresiones sexuales a menores y son fuertemente penalizados y castigadas por la Ley.

 

Dentro de los otros delitos sexuales que son considerados abusos se encuentra el estupro, el acto de acceso físico a un menor de 14 años, el cual se encuentra en un estado mental perturbado, abusando de su condición y la autoridad que la persona mayor pueda tener sobre él (jefe, encargado de su cuidado y tutor), dada su condición de desamparo o desconocimiento de la víctima sobre la sexualidad. Otro de los casos es cuando se paga por servicios de menores; involucramiento en actos sexuales con animales o cuando introducen objetos en sus partes íntimas; exponer al menor a ver pornografía para incitar excitación y por ende cualquier acto abusivo en el que el menor se encuentre en contra de su voluntad.

Asesoría jurídica para caso de pedofilia

En general, hay muchas agresiones sexuales a menores que son catalogados como delito y pueden ser denunciados ante los Carabineros, Policía de Investigaciones o directamente en el Ministerio Público. Estas entidades se encuentran en la obligación de brindar protección inmediata al menor, así como a los denunciantes en caso tal de que se encuentren en riesgo inminente. De acuerdo con la respuesta de estas entidades o requerimientos que soliciten, usted puede contar con abogado penalista para llevarlo a instancias escalables.

 

Consecuencias del abuso sexual infantil

 

Generalmente los abusos sexuales ocurren durante mucho tiempo, meses o años y se dan en todo tipo de contextos: familiares, amigos cercanos, incluso, proviene de padres. Tanto así que la persona menos esperada puede ser victimario. Es algo tan doloroso y traumático que son realmente lamentables las consecuencias que tiene en los menores, por ese motivo, guardan silencio, manteniéndolo oculto durante mucho tiempo.

 

Las víctimas, por lo general empiezan a experimentar depresión crónica durante la etapa de abuso es común percibir síntomas de miedo, problemas para dormir, sentimientos de culpa, vergüenza e incapacidad para expresar felicidad o agrado. Es común ver que traten de buscar alivio en adicciones como las pastillas, el alcohol, psicoactivos, entre otras. Así mismo, hay episodios de automutilación y tentativas de suicidio. La baja autoestima es la más común, ya que la mayoría padece de inseguridad, prefieren mantener su cuerpo totalmente cubierto y manifiestan odio hacia su físico, presentan fobias, ansiedad, comportamientos agresivos y prefiere no socializar. Sin embargo, los síntomas pueden variar según la personalidad de cada menor.

 

Penas para quienes cometen delitos sexuales a menores

 

Las penas para las personas que abusan sexualmente de menores de edad varían de acuerdo con la gravedad del delito, y esto se determina de acuerdo a las agresiones, trauma, cantidad de tiempo, entre otros. No obstante, dentro de las más comunes, y cuando es acusado de violación a un menor de 14 años, va de 5 a 20 años de presidio mayor, pagar por servicios sexuales de 3 a 5 años de presidio menor, estupro: De 3 años y un día a 10 años, producir material pornográfico: 3 años y un día a 5 años. En todos estos casos usted puede recibir asesoría jurídica que le permita reunir las pruebas necesarias para que se le imputen los cargos necesarios que posibilite la pena máxima.

 

¿Quién puede denunciar un abuso sexual?

 

A pesar de que lo ideal sería que la denuncia la realizara la víctima, en algunos casos esto no es posible ya que se sienten con temor o cualquier otra razón que les impide tomar la decisión de hablarlo con alguien. Sin embargo, un representante legal, como el padre o el tutor, puede hacerlo ante la Justicia. Esto se puede hacer independientemente de que la Policía esté llevando a cabo sus propias investigaciones, sobre todo cuando el menor se encuentra realmente afectado.

 

Los condenados por delitos de abusos sexuales solo puedan aspirar a libertad condicional al cumplir la mitad de la condena y ha habido diversos casos en donde estos reinciden. Para eso, usted cuenta con el estudio jurídico de Matus y Cía. para recibir la asesoría que requiere frente a este tipo de casos y evitar más víctimas.


¡Solicite asesoría profesional! arrow_right_alt
Compartir
ÚLTIMAS NOTICIAS